bellezafiltros solares

RAYOS UVA/UVB Y PROTECCIÓN SOLAR

DIFERENCIA ENTRE RAYOS UVA/UVB Y SPF

Muy buenos días a todos!!!

Con la llegada del verano, llega el calor y el sol, a todos nos apetece estar morenitos y disfrutar de la playa y la piscina.

Aunque cierto es que cada vez estamos más concienciados de lo peligroso que es el sol, aún seguimos creyendo esos falsos mitos de a más protección menos color.

Bien pues en este post vamos a despejar dudas. Para empezar vamos a diferenciar bien lo que es un rayo UVA y un rayo UVB (hay un tercer tipo los UVC), pero éstos son bloqueados por la capa de ozono.

Los rayos UVA (A-ARRUGAS) aunque parezca mentira constituyen un 95% de la radiación ultravioleta que llega a la piel, por tanto son los que más penetran en la piel, atraviesan la epidermis y llegan a la dermis produciendo foto-envejecimiento, manchas, intolerancia al sol e inclusive favorecen el desarrollo en cáncer de piel.

Los rayos UVB (B-BRONCEADO) éstos sin embargo constituyen solo un 5% de la radiación ultravioleta, son los que nos proporcionan el bronceado pero son los mayores causantes del cáncer de piel y quemaduras solares, debido a que tienen más energía que los UVA, evaporan con más facilidad los lípidos de la piel y cuando esto sucede estamos expuestos a quemarnos, no olvidemos que la piel tiene memoria, una quemadura será una futura mancha.

Una vez entendido esto, vamos a los filtros de protección, ya que es un tema bastante extenso lo vamos a abreviar, son los falsos mitos los que nos hacen elegir factores de protección solar equivocados. Siempre hemos escuchado la famosa frase “con un SPF 50 no te vas a poner morena” o  “primero me quemo y luego sale el moreno” efectivamente será así pero… ¿tenemos que causar una lesión a la piel para ponernos morenos? una lesión que puede ser fatal, como hemos mencionado anteriormente, la piel tiene memoria.

El factor indica  “protección adicional a tu resistencia al sol” lo asociamos con el tiempo de exposición, pero hay matices, cada persona tenemos un grado de resistencia al sol diferente, el factor nos protege de la radiación, no influye a la hora de broncearnos, realmente el ponernos morenos, depende de nuestro fototipo de piel, existen 6 tipos de fototipos de piel:

Una vez que ya hemos detectado nuestro fototipo, es fácil la elección de la protección solar ¿verdad?

Ahora bien los tiempos de exposición  y de re-aplicación de los factores son tremendamente cambiantes, seguro que habéis escuchado que un SPF 30 dura aprox unas 5 horas (30×10=300 min), lo multiplicamos por 10 (media de tiempo estimado de exposición solar sin quemarse) y eso es la duración de vuestro SPF, otros que dura apenas 2 horas.

Cada marca os dirá una cosa, no hay una regla exacta porque influyen muchos factores, depende de nuestra actividad física, si vamos a estar mucho o poco tiempo en el agua, la cantidad de baños que nos demos, la sudoración, el roce con la ropa…aunque la industria cosmética cada vez fabrique SPF más duraderos y resistentes al agua y al sudor, lamentablemente  no son infinitos.

Os recomiendo independientemente que utilicéis alta o baja protección re-apliquéis cada 2 o 3 horas.

No escatiméis con las aplicaciones, porque realmente el tiempo estimado no deja de ser una aproximación, mejor que sobre que falte.

Espero que os haya gustado y sobretodo tenerlo en cuenta este veranito que tenemos el tiempo un poco loco, nos achicharramos o nos morimos de frío.

Si os ha gustado compartir o darle like 🙂

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.