aceites esencialesaceites maceradosaceites mineralesaceites vegetalesbellezacosméticamedicina alternativapropiedades

TIPOS DE ACEITES

ACEITES VEGETALES

ACEITES VEGETALES

Los aceites vegetales son sustancias extraídas de los frutos oleaginosos de algunas plantas. Son ricos en vitaminas, minerales y ácidos grasos poliinsaturados. Los aceites vegetales tienen un alto nivel nutricional, por lo que ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro.

UTILIZACIONES

Los aceites vegetales los podemos encontrar en cosméticos, cremas, emulsiones…para aportar nutrición de mayor o menor intensidad. Hay que destacar que cada aceite tiene un nivel diferente de peso molecular, de ahí su diferencia de uso, pieles secas, grasas o mixtas. 

Pueden utilizarse, igual que utilizamos nuestra crema diaria, aplicándolos directamente sobre la piel. Pero el inconveniente viene de la mano de la falta de costumbre, el miedo a tener mucho brillo o imperfecciones y, que a nivel de hidratación (agua) se quedan cortos.

Todos los aceites se absorben con más o menos rapidez. Solamente hay que controlar la cantidad que aplicamos, lo ideal son de 3 a 5 gotas para todo el rostro.

LOS MÁS RECOMENDADOS

Almendras dulces

El aceite vegetal de almendras dulces es un aceite muy adecuado para el cuidado de la piel seca, como la de los bebés, niños y embarazadas.

Otro de los usos que podemos hacer del aceite de almendras es como desmaquillante para pieles secas, pues tiene una gran capacidad para arrastrar impurezas de la piel.

Aceite de Argán

El aceite de Argán rico en ácidos grasos poliinsaturados y vitamina E. El famoso oro líquido, ha sido utilizado como tratamiento de belleza, ya que previene el envejecimiento, es un potente antioxidante muy beneficioso para rostro, cuerpo, cabello y uñas. Es un aceite que penetra fácilmente y está indicado en pieles grasas, para pieles con marcas y para pieles maduras, por su gran capacidad para regenerar la piel.

Aceite de Jojoba

Ideal para pieles grasas o acnéicas.  es antioxidante y conservante, tiene un poder de penetración mayor que otros aceites (debido a su bajo peso) por lo que no deja sensación untuosa en la piel, resulta muy apropiado para pieles con tendencia al sudor y para las marcas del acné.

Ayuda a elimina el exceso de sebo, efectivamente, ¡¡estás leyendo bien!!, al aceite le gusta el aceite, y éste tipo de aceites se fusionan muy bien con el sebo natural de la piel, ayudando al desprendimiento de impurezas y así eliminar la suciedad de los poros, por lo que le convierte en un buen limpiador.

Aceite de Oliva

Por su alto contenido de ácidos grasos naturales y su aporte de vitaminas E y K, el aceite de oliva es una alternativa para luchar contra el envejecimiento prematuro, permitiendo mantener la elasticidad natural de la piel.

Sin duda es la joya de la corona de los aceites, y es un gran desmaquillante, aunque te lo recomiendo para una piel más seca, debido a su alto peso.

Aceite de sésamo

Posee ácidos grasos esenciales (Omega 6, Omega 9), minerales como el calcio, hierro, magnesio y zinc, y también nos aporta valiosas vitaminas como la vitamina E.

Propiedades antioxidantes, emulgentes, analgésicas y antiinflamatorias.

Aceite de Rosa Mosqueta

Es uno de los aceites con más propiedades. Fundamentalmente se trata de un aceite regenerador: previene el envejecimiento, cicatriza los tejidos regulando las diferencias de pigmentación en la piel, regenera  heridas y quemaduras. En definitiva, se trata de un aceite altamente recomendado para todo tipo de pieles.

ACEITES VEGETALES MACERADOS

ACEITES MACERADOS

Los aceites macerados se caracterizan por extraer las propiedades de las plantas. Por un lado se aprovecha la acción emoliente de un aceite básico (almendras dulces, oliva o girasol…) y por otro, las propiedades de cada una de las plantas medicinales.

El proceso de maceración no es más que un proceso de extracción entre materias de diferentes estados físicos, de solido-liquido, en los cuales, las propiedades que debemos obtener se encuentran en la materia sólida, ya que poseen solubilidad; se usa un líquido que permita su extracción, puede ser agua, aceite, alcohol… dependiendo lo que queramos extraer, emplearemos un método u otro.

LOS MÁS RECOMENDADOS

Aceite de Caléndula

Para pieles sensibles y atópicas. Se trata de un aceite  suave y ligero con gran capacidad antiinflamatoria. Éste tipo de aceite suele macerarse en un aceite base de bajo peso, como puede ser girasol o jojoba, suele emplearse con frecuencia en ungüentos.

También es antiséptico, fungicida y cicatrizante. Acelera notablemente la curación de heridas, escaldaduras y picaduras de insectos.

Aceite de Árnica

Tiene acción antiinflamatoria, cicatrizante, antiséptica, antifúngica. Es muy útil en inflamaciones articulares, contusiones, torceduras, golpes, chichones e irritaciones cutáneas. No se emplea en heridas abiertas.

Aceite de Hipérico

Se emplea en todo tipo de tratamientos regeneradores.

Calma el dolor y activa la circulación sanguínea, lo que lo hace útil en hemorroides. Tiene efecto antiviral en uso tópico para herpes labial.

ACEITES ESENCIALES

ACEITES ESENCIALES

Los aceites esenciales son las “almas de la plantas” son sustancias que se encuentran en diferentes tejidos vegetales. La mayoría de los aceites esenciales se obtienen a través de la destilación y presión en frío, de esta forma se consigue obtener un líquido que representa la esencia pura de la planta y nos permite disfrutar de todas sus propiedades. Tienen relación con las terapias de medicina alternativa, por ejemplo, ayurveda o la aromaterapia, una de las técnicas más antigua, que utiliza los aceites esenciales con fines terapéuticos, tanto a nivel físico como emocional.

Normalmente su utilización está contraindicada para embarazadas o en periodo de lactancia, debido a la penetración en las capas más internas de la piel.

UTILIZACIONES

  • Inhalación, aromaterapia: a través de un difusor o añadiendo unas gotas en agua caliente para inhalar el vapor. En general esta es una de las formas más seguras de hacer uso de los aceites.
  • Vía tópica: Deben ser diluidos en aceites portadores. También puedes añadir gotas de aceites esenciales en el agua de baño. Recordemos que la aplicación tópica de los aceites esenciales directamente sobre la piel, esta contraindicada, ya que es la esencia pura de la planta y la aplicación directa puede quemar la piel en relación al Ph. 
  • Ingeridos: Hay que tener mucho cuidado antes de ingerir un aceite esencial. Sin diluir pueden resultar tóxicos. Siempre es mejor consultarlo con un médico.

LOS MÁS RECOMENDADOS

Aceite esencial de árbol del té

El árbol del té tiene muchos beneficios anti-virales y anti-hongos. Puedes usar el aceite de árbol del té de diversas formas, es especialmente útil para curar la piel.

Aceite esencial de lavanda

El aceite esencial de lavanda se ha usado tradicionalmente como un sedante y calmante natural para aliviar los problemas de sueño y estrés, el efecto que tiene sobre la piel, es calmante,  por lo que le convierte en un aliado para pieles sensibles.

Aceite esencial de limón

Para heridas, verrugas y como antifúngico, por éste motivo está indicado en el tratamiento de diversos problemas de la piel. Es astringente por tanto controla muy bien el exceso de sebo, por lo que le convierte ideal para pieles grasas o con tendencia acnéica.

Aceite esencial de romero

Calmante: Indicado para pieles sensibles por su acción antiinflamatoria, si tienes problemas en la piel es un excelente bactericida y, si sufres de dolores de espalda o articulaciones, el aceite esencial de romero es uno de los más usados en aromaterapia. También puedes usarlo para los problemas de circulación.

ACEITES MINERALES

ACEITES MINERALES

Un aceite mineral es un derivado líquido del petróleo generalmente nítido, sin color ni olor. … Se obtiene por destilación de petróleo crudo y, desde un punto de vista químico, es parecido a la vaselina.

Se trata de un hidratante oclusivo, ya que forma una fina capa sobre la piel que evita que el agua que contiene se evapore. Esta película protectora es la que da una sensación inmediata de suavidad que a veces podemos confundir con tener la piel bien hidratada.

Los aceites minerales son baratos, fáciles de trabajar, admiten todo tipo de perfumes y se conservan bien (no se oxidan como los vegetales) por lo que su uso está más que extendido en todos los campos de la cosmética.

Debido a que la utilización en cosmética de éste tipo de aceites no está contraindicada, algunas marcas cosméticas y muchos de los cosméticos que utilizamos a día de hoy los contienen. 

Cierto es que actualmente, la industria cosmética por demanda de los usuarios, se está viendo obligada a retirarlos de las formulaciones. Cosa que a opinión personal me parece estupendo, reducir la utilización de compuestos derivados del petróleo, por el efecto acumulativo que tienen en la piel véase controversia en la cosmética.

A opinión personal yo prefiero un aceite vegetal, pero no hay que volverse locos. Los aceites minerales obstruyen el poro por tanto a la larga tendremos más puntos negros y puntos blancos. Pero no hay estudios suficientes al respecto que determinen que son perjudiciales para la salud. 

Espero que os haya gustado el post, y os haya resuelto dudas sobre la cantidad de aceites que tenemos en el mercado y en nuestros productos cosméticos.

Hasta pronto 🙂

Si os ha gustado comparte o dale like.

Deja un comentario