bellezacosméticatendenciastratamiento

LA DOBLE LIMPIEZA

¡¡¡Muy buenos días a tod@s!!!

Hace tiempo que andamos desconectados del blog, pero este año 2018 vamos a retomarlo con fuerza. Ante todo disculpas por el parón, sé que muchos leéis mis artículos relacionados con la belleza.

Vamos a hablar de la famosa DOBLE LIMPIEZA. ¿Os suena verdad? estaréis cansados de escuchar hablar de ésto en todas las revistas de belleza ¿Qué es?, y en ¿qué se basa exactamente?.

¿Qué es?

Pues es un método de origen coreano, efectivamente la cuna de la belleza la guardan las asiáticas, y de ahí sus famosos tratamientos para una piel radiante y tersa. Ellas rinden culto a la belleza desde niñas y son adoctrinadas con una filosofía de cuidado del cuerpo, mente y espíritu más allá de lo que podemos imaginar. Su alimentación es un factor muy importante en el cuidado del cuerpo, ya que el arroz es una fuente natural de ácido hialurónico. Pero a lo que se refiere a la limpieza facial saben que es el primer paso hacia el objetivo final.

¿En qué consiste?

El primer paso es utilizar un aceite o una crema para eliminar la grasa segregada por nuestra piel a lo largo del día, el  maquillaje y por último los restos de nuestros cosméticos como pueden ser los minerales que utilizan algunas cremas con SPF, colorantes, perfumes…

El segundo paso es utilizar un producto limpiador jabonoso, para terminar de retirar los restos de contaminación y favorezcan el desprendimiento de esas células muertas.

¿Cuando debemos realizarla?

El tema de la limpieza facial debería de hacerse tanto de día como de noche, mojarse el rostro con agua y secarlo con una toalla no es una limpieza. Nos nos damos cuenta que la piel por la noche segrega toxinas, se activa el ciclo de renovación celular y comienza el proceso de regeneración, en ese proceso la piel tiende a segregar más grasa de lo normal y tiende a deshidratarse por éste motivo nos despertamos con una capa de grasa y la piel totalmente apagada. Por tanto es importante limpiarse bien por la mañana  y por la noche con éste sistema. Cuanto más limpia tengamos la piel, aceptará mejor los beneficios de nuestros tratamientos cosméticos y ayudaremos a que esté más oxigenada.

¿Cuales son los productos que puedo utilizar y cómo utilizarlos?

Existen cada vez más marcas en el mercado que están incorporando un aceite limpiador, ¿porqué un aceite y no una crema? al aceite le gusta el aceite por tanto un aceite limpiador puede ayudar a descomponer y a eliminar el exceso de sebo e impurezas que puedan contener nuestros cosméticos, bien sea maquillaje, siliconas o filtros solares. Yo soy muy fan de uno en particular, el aceite desmaquillante Midnight Recovery de Kiehl´s en contacto con el agua emulsiona (se convierte en una textura lechosa) eliminando impurezas y maquillaje y lo más importante desmaquilla ojos y máscaras de pestañas waterproof.  No reseca la piel y respeta la barrera hidrolipídica, no es comedogénico, no contiene jabón ni sulfatos ni aceites minerales. Está indicado para todo tipo de pieles inclusive grasas y acnéicas.

La manera de utilización es bastante sencilla, aplicamos una pequeña cantidad en nuestra palma de la mano y lo distribuímos sobre el rostro seco, con  movimientos circulares, realizando un automasaje, éstos masajes favorecen la circulación sanguínea,  éste masaje los realizaremos hasta que veamos que el maquillaje está prácticamente desprendido, podemos humedecernos las manos y seguir realizando el masaje, finalmente procederemos con el aclarado con agua tibia preferentemente. Después puedes utilizar cualquier limpiador jabonoso adecuado para tu tipo de piel.

Y por supuesto no te olvides de TONIFICAR tu piel después de limpiarla, en post anteriores hablamos de la importancia de realizar una buena tonificación.

Espero que os haya gustado este post, dudas que tengáis me dejáis un comentario nos vemos prontito en nuestro curso de INICIACIÓN A LA COSMÉTICA NATURAL que lo realizaremos próximamente, estar atentos…. nos vemos 🙂

Deja un comentario