belleza

ESPONJA KONJAC

Muy buenas tardes a tod@s!!

Si hace tiempo que os prometí hablar de éstas maravillosas esponjas que hace poquito tiempo llegaron a mi vida. Pero con la temporada de bodas, celebraciones y las vacaciones apenas he podido escribir.

Bueno vamos a explicar cual es la función que tienen sobre nuestra piel y de donde proceden estos nuevos inquilinos que vemos cada vez más en nuestras perfumerías, supermercados…. (aunque el boom comenzó hará unos 4 años).

¿DE DÓNDE PROCEDEN?

Proceden de Corea, Japón y China de una planta milenaria llamada Konjac que crece en gran altitud y cuya composición consta de un 95% de agua, fibras y minerales como el fósforo, hierro, sodio, potasio y vitaminas. Lo que vamos a utilizar para fabricar ésta maravillosa esponja es la raíz de ésta planta.

Su primer uso cosmético fue destinado a limpiar la piel del bebé ya que ayuda a estimular la circulación sanguínea y favorece la regeneración celular. Es ahí el porqué es tan recomendable su utilización.

Es una esponja de tacto rugoso y áspero pero cuando entra en contacto con el agua se vuelve suave y blandita. Ésto sucede por la cantidad de fibras naturales que van captando la humedad para ir liberándola durante su uso.

VARIEDADES

Actualmente en el mercado vamos a encontrarla de varios colores, os explico un poco cómo va cada color, porque cada uno tiene una función.

Antiguamente solamente conocíamos la blanca (la clásica) que era adecuada para todo tipo de pieles e inclusive las más sensibles, es la más famosa porque está elaborada con Konjac puro.

Negra, contiene una mezcla de carbón de bambú para tratar las pieles con tendencia acnéica.

Verde, fabricada con arcilla verde, para sebo-regular las pieles grasas.

Rosa, fabricada con arcilla rosa, para piel mixta/sensible y ligeramente deshidratada.

No obstante yo soy muy fan de la clásica, limpia muy bien la piel, no es nada agresiva, es calmante ya que el Konjac tiene propiedades anti-inflamatorias.

UTILIZACIÓN

La utilización es bastante sencilla, sólo tienes que humedecer en agua tibia y esperar a que se ablande, una vez blanda escurrir, recuerda que las fibras absorben la suficiente cantidad de agua que se irá liberando según la estés utilizando.

Puedes utilizarla sola, recuerda que ya contiene propiedades antibacterianas y de limpieza o bien con un gel limpiador para potenciar su acción de limpieza, sobre todo si os soléis maquillar recomiendo que la utilización con un producto limpiador adecuado a vuestro tipo de piel. Si no tenéis muy claro qué tipo de piel tenéis podéis leer los post anteriores sobre las tipologías de piel y cuidado facial.

Una vez terminado su uso, aclarar bien, escurre y deja que seque, se volverá dura y rugosa (su estado original), según su utilización irá menguando de tamaño, suele durar unos 3 meses a niveles óptimos.

Pues ésto es todo amig@s, os invito a que me comentéis experiencias, si os ha parecido interesante, si la habéis utilizado y que tal os va con ella.

Un besete a tod@s hasta el próximo post…. ESTRÍAS! 🙂

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.